Solidaridad criminalizada

Tal día como hoy se conmemora a las víctimas del holocausto, que según el diccionario es una “gran matanza de personas especialmente la que tiene como fin exterminar un grupo social por motivos de raza, religión o política”.

Así que para hablar de lo que hoy se conmemora, diremos el holocausto judío perpetrado por los nazis.

Por necesidad imperiosa rescaté hoy de la estantería el libro del Dr. Victor Frankl “El hombre en busca de sentido”, conocido relato de la experiencia del autor en los campos de concentración durante la segunda guerra mundial que muestra también sus reflexiones sobre la humanidad y el sentido de la vida, basadas en la observación de su propio sufrimiento y el de sus compañeros de desgracia.

Recomiendo encarecidamente su lectura, especialmente en estos días en los que todos nos estamos volviendo un poco filósofos, lo cual es muy conveniente y necesario para hacer frente al futuro que nos espera, tenga éste la cara que tenga.

Pero retomo el tema del holocausto judío recordando que su negación es hoy por hoy constitutiva de delito en muchos países, lo cual es importante por muchas razones; para mí la fundamental tiene que ver con el olvido y la memoria, porque una sociedad que borra de su pasado lo que le avergüenza nunca podrá superarse ni aprender de sus errores.

Al final se trata de tener presente lo cruel que el hombre puede llegar a ser, precisamente para evitar una nueva masacre.

Pero algo ha tenido que fallar en este recordatorio porque en ese mundo que condena la negación de la tragedia que hoy se conmemora, también hace años que se contempla con la boca cerrada y los brazos cruzados el exterminio continuo, lento pero seguro de nuestros hermanos sirios, afganos, iraquíes, rohinyas….

Y me permito usar la palabra “hermanos” porque creo que somos todos hijos de un mismo Padre, venimos todos del mismo vientre, le pese a quien le pese.

Y ante este espectáculo que podemos ver sin pestañear en medios de comunicación por el que muchas ONG desesperan por falta de recursos, ante esta obscenidad el delito no es su negación, sino ¡todo lo contrario!¡El delito es ayudar al que huye de la guerra, del hambre, de la sequía…!

El #YONOVUELVO de hoy va por ese mundo que penaliza el verdadero progreso del hombre, aquel que se consigue cuando por fin reconocemos que somos comunidad, que nos necesitamos, que ayudar a un hermano es ayudarse a uno mismo.

¡NO MÁS CRIMINALIZACIÓN DE LA SOLIDARIDAD!

https://www.elperiodico.com/es/internacional/20200401/confirmado-el-primer-positivo-por-coronavirus-en-un-campo-de-refugiados-de-grecia-7913055

Ni siquiera de esta miseria se libran en Grecia 😦

Publicado por Maite Catalá

Buscando la forma de poner entre todos más sentido común y MAS AMOR en este mundo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: