Una mano como la de Abu Kanu

Hoy quiero confesar que soy una de esas personas ingenuas que en tiempos de confinamiento llegó a pensar que esta pandemia nos cambiaría para bien. Mis esperanzas tenían su razón de ser: en esos días veíamos cómo de repente conocíamos los nombres de nuestros vecinos, nos ofrecíamos a realizar las compras ajenas, tendíamos la manoSigue leyendo “Una mano como la de Abu Kanu”